martes, 29 de abril de 2008

¡Ring Ring!


No recordaba prácticamente nada de la noche anterior, excepto ese ángel que vió entre las cuatro paredes de ese antro. Le dolía la cabeza, supuso que debió continuar la fiesta una vez llegado a casa; pero en solitario. Solo recordaba su sensual voz, la manera con la cual sus ojos dibujaban todo su cuerpo, su mirada... era alguien que no se olvidaba facilmente. Hablaron horas y horas, cuando respondió la llamada que estuvo esperando de camino a casa. Se levantó de la cama, y se volvió a tumbar; sus pies vacilaban en el suelo, no era capaz de mantenerse sujeto del mareo que le entró. De repente, comenzó a sonar su teléfono y no le quedó mas remedio que arrastrarse hasta el sofá, siguiendo el sonido de su móvil, ya que no recordaba donde lo colocó. Antes de que pudiera cogerlo, colgaron. Pensativo, miraba el teléfono como obligándole a que volviera a sonar; se sentó en el sofá y encendió el televisor. Miraba el teléfono, miraba el televisor... se pasó como una hora repitiendo esos movimientos. Decidió preparar algo de comer mientras esperaba. De fondo, Get you Closer... siempre le ayudaba a despertarse y adoraba esa canción. Volvió a sonar de nuevo su teléfono, creyó escucharlo y se apresuró para responderlo, tropezando con una banqueta que tenia en medio de la cocina. Eso le hizo retrasarse y cuando quiso responder la llamada... habian vuelto a colgar. Intentó rellamar de nuevo, pero no habia numero. Le llamaban desde un numero desconocido y no quedaba registrado en la memoria de su movil. Se empezó a enojar, estaba convencido de que su ángel le llamaba con tanta insistencia y eso podía significar dos cosas. Regresó al salón con su aperitivo, dejó el teléfono encima de la mesita, y miró el televisor durante toda la tarde... impaciente y ansioso por poder volver a hablar con ella. Su mente estaba viajando y le vino una idea a la cabeza, repetitiva, con la esperanza de poder volver a verla en aquel lugar...


Al final me habeis liado... y eso que no entraba en mis planes continuarla. Lo mismo en el tercer capítulo os dejo hechos polvo y os quedais con la intriga de como seguirá :P

Bruja.

3 comentarios:

Xtyan dijo...

bien bien que el tio escuche a and one me ha enganchado aun mas de lo que ya estaba
espero ansioso la continuación
y mientras espero a que suene mi móvil veré la tele un rato
besos D:

PD:
||·ll·l·l··ll··|| dice:
tia tu cuentico esta cojonudo

Quinn dijo...

Yo conocí un ángel. Uno o dos. Bichos jodidos, si los hay, y doy fe: tienen teléfono celular.

Si me preguntan a mi, en ángeles y en hadas, mejor no confiar...


Pero vos, Bruja, sabés algo de eso, ¿no?





Saludos...







Q

Bruja dijo...

Bueno... cosas o "personas" que creemos que eran ángeles hemos conocido todos (ya sabes...jeje) el error está en descubrir que son pobres diablos y seguir contactando con ellos...

Sí, afortunadamente... de eso sé algo, tb sé en quien puedo y en quien no confiar :) y eso tb lo sabes ;)
Besitos.