martes, 28 de septiembre de 2010


Encerrada entre esas cuatro paredes sangrantes. El retumbar de su pálpito era insoportable, se adentraba entre mis parámetros cerebrales como si de un zumbido se tratara. Podía sentir su esencia brotar hacia el exterior, arropándome cada segundo desde el primer día. Extendí mis brazos para encadenar su alma a mis venas, hinchadas por el circuito de la sangre hervida; producto de tus latidos recorriendo todo mi ser. Entró hasta el fondo, la puerta estaba abierta; recorría mis entrañas como un virus mortal... tan apetitoso; tan vulnerable me hallaba que no se dió ni cuenta de mi presencia en su interior. Pasé a un segundo plano, podía ver cada tejido, podía oir su palpitar, podía sentir sus ansias de mí... y allí me encontraba; asustada sin saber donde estaba; embadurnada de sangre pura, me revolqué... unté mi cara, mis lágrimas se tiñeron de rojo por tí. Y nos fundimos ambos, cual eclipse en su totalidad; intercambiamos las almas en un sin fín de éxtasis, hasta un chillido desgarrador orgásmico irrumpió entre los dos como un viento huracanado empujándonos y alejando nuestras vidas... y volé hasta reventar contra la aridez mas tétrica. Me encontraba desnuda e indefensa en una frialdad inquieta camuflada entre murmullos que llevaba y traía el viento helado, que arañaba y magullaba mi piel tintada de rojo. Me incorporé, tropezando torpemente por las ansias de elevarme de nuevo... volví a caer, mis ojos teñidos de negro sollozaban por encontrar aquel motivo que me llevó a ese sucio paraje... a vagar eternamente por ese pasadizo devorando cada corazón que arrojaban desde lo mas alto. Y apareció, con un movimiento mortal arrancó mis entrañas, mi razón de ser desgarró con su mano helada y mordió... sobrevolando mi cabeza... dejó caer su jugo sobre mí. Me forjó un destino... devorando las almas que ocupaban su lugar; arrancando sus corazones.... como arrancó el mío y devoró sobre mi cadaver cristalino... desvaneciendose entre sábanas negras de terciopelo.



No ha pasado un año desde que escribí mi ultima entrada en el blog. Lo dejé un tiempo, craso error. Escribir ayuda mas de lo que imaginaba. Creo que puedo anunciar mi vuelta por estos lares. Gracias a todos por los comentarios =) ayuda mucho saber que hay gente a la que le gusta este rinconcito. Besos a todos.

Bruja.

2 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...eclíptica
sed
que sé
sabe cual
lar de
poesía...


ánimo ,letras y ansía
para seguir ...amiga
bruja desde mis
HORAS ROTAS
en las que mañana
vera la luz
ENEMIGO ANTE LAS PUERTAS
amor,sangre,fuego,valor y
lagrimas espero sea
de tu agrado.


Un fuerte abrazo :


j.r.s.

Princesse Sadique dijo...

La doble cara del encuentro...

Que bueno que hayas vuelto, coincido en lo que decís, el blog es un gran recipiente de emociones... yo tampoco volveré a dejarlo.

Besos Brujita